Sobre el consultante

¿QUIÉN ES EL CONSULTANTE?

Es la persona a quien se asiste jurídicamente y es condición para la prestación del Servicio que el consultante sea una persona de escasos recursos y que no le permita pagar los honorarios profesionales de un abogado de la matrícula.

Tienen la Obligación de:

  • Concurrir a las audiencias de la causa y a la comisión cada vez que sea citado, dejándose constancia escrita de su presencia y/o inasistencia.
  • Efectuar por sí o por terceros el diligenciamiento de medidas fuera del radio de la Capital Federal.
  • Tomar a su cargo el pago de los gastos que se generen. En la práctica, tanto los alumnos como los profesores costean muchas veces dichos gastos, como las copias de los expedientes, en ciertos supuestos por imposibilidad de los consultantes y en otros casos por tardanza en su cumplimiento y urgencia de continuar con los procedimientos judiciales por parte del patrocinio. Es importante que los alumnos guarden los recibos de los gastos que surgen de la causa, para poder solicitarle al consultante el dinero de lo abonado por la comisión.
  • Comunicar por escrito todo cambio de domicilio dentro de las 48 horas de producido.
  • Estar domiciliado en la Capital Federal y constituir un domicilio en ésta ciudad a todos los efectos de la causa. Las notificaciones que allí reciba deberán informarlas a su patrocinante dentro de las 48 horas, de lo que se dejará constancia escrita.
  • Se hará constar en dicha planilla de compromiso que el incumplimiento de las obligaciones precedentes significarán la conclusión del patrocinio, al igual que la comprobación de falsedad de la declaración jurada o la comisión de graves faltas; aún cuando tal decisión podrá ser tomada sin necesidad de notificación alguna por las autoridades del Centro.

¿CÓMO DAR DE BAJA A UN CONSULTANTE?

Dar de baja un consultante implica sacarlo del listado de causas que lleva la comisión, es decir que ya no es patrocinado por el Patrocinio Jurídico de la UBA. 

Los motivos por los cuales se da de baja a un consultante son:

  1. Porque ya finalizó la causa, por ejemplo se obtuvo el sobreseimiento en una causa penal, o una sentencia en la causa Civil o Laboral o porque se llegó a una conciliación en el proceso laboral, etc.
  2. Porque el consultante incumplió una normativa del Patrocinio Jurídico, por ejemplo no asistía a las consultas cuando se lo citaba o a las audiencias del Proceso o demuestra un claro desinterés en el avance y desarrollo de la causa. En este caso, los alumnos tienen la obligación de enviar una carta al consultante antes de darlo de baja de la comisión, citando al mismo en los horarios y días que se cursa el práctico al Patrocinio.

Si estás cursando el práctico en Palacio de Justicia, la carta que tenes que enviar por correo la tenes que retirar de la oficina de Administración del Patrocinio. Si estás cursando el práctico en alguna sede especial, el modelo de carta para este tipo de situaciones, por lo general te lo provee el docente a cargo de la comisión.

¿CÓMO DERIVAR A UN CONSULTANTE?

Derivar a un consultante, implica que la comisión que tiene asignada no es la adecuada para asesorar al mismo, por ejemplo porque se le asignó una comisión civil y cuando analizaron la situación era más pertinente que la misma sea llevada por una comisión penal o viceversa.

Para derivarlo hay que retirar una planilla de la Oficina de Administración del Patrocinio y completarlo con los datos del Consultante (salvo la comisión a la que se lo deriva). Luego tenes que ir con el Coordinador del Práctico (Por lo general se encuentra en la Oficina que se encuentra al lado de la Sala de Espera) quien va a evaluar qué comisión lo puede asistir. Una vez definido la nueva comisión, se lo comunica al Consultante.

LA MEJOR INFORMACIÓN SIEMPRE

Los comentarios están cerrados.