🛑 LO QUE FALTABA…FRANJA MORADA, LA AGRUPACIÓN DE LAS AUTORIDADES LE ECHA LA CULPA AL CENTRO DE ESTUDIANTES POR LA INSEGURIDAD🛑

1) Desde la Nuevo Derecho vemos con preocupación los hechos de inseguridad que se dieron en los últimos días, en donde varios estudiantes fueron víctimas de “pungueos” en distintos sectores de la Facultad. Y vemos con preocupación también que a pocos días de la elección, haya agrupaciones como la Franja que intenten obtener un rédito electoral con este tipo de situaciones.

Nosotros somos estudiantes de Derecho, no nos gusta que nos tomen por tontos, sabemos de roles, de reglas y de funciones, y sabemos perfectamente que garantizar la seguridad en este edificio le corresponde a la institución pública de referencia, es decir a la Facultad Derecho de la UBA. Facultad que es conducida y administrada por funcionarios radicales de distintas generaciones de la Franja Morada y de la actual.

La inseguridad es una problemática de larga data que, tristemente, atraviesa todos y cada uno de los ámbitos de nuestro país. Se metió en la Facultad como se metió en los Hospitales, en las Escuelas, en los templos religiosos, además de nuestros hogares y en las calles. Lo importante es ver qué hacen la instituciones (en este caso, nuestra Facultad) para prevenirla.

En nuestra casa de estudios, este problema se ve acentuado por la falta de interés de las autoridades para solucionarlo. Porque si quisieran prevenirlo deberían haber destinado más presupuesto a la seguridad. Porque si quisieran prevenirlo, deberían haber aumentado y no recortado la cantidad de personal de seguridad presente en la Facultad. Porque si quisieran prevenirlo, deberían haber incrementado la presencia y el monitoreo con cámaras de seguridad, y no recortarlo.

Pues bien, nada de esto se ha hecho, y por eso estamos sufriendo las consecuencias. Se roba y se “punguea” en toda nuestra casa de estudios. Se han robado computadoras del Gabinete Informático, se roba a la salida de la Facultad, se roba en el puente, se “punguea” en los pasillos, y las situaciones de inseguridad han llegado, tristemente, a situaciones de intentos de violación a estudiantes en las afueras del edificio.

2)Le pedimos a las autoridades de la Facultad que haga caso a la Nuevo Derecho cuando se trata el Presupuesto, de que haya una mayor deliberación y debate para asignar las prioridades correctamente en nuestra casa de estudios.

La Facultad debería constatar que el Jefe de Seguridad no sea un ex militante de una agrupación política con nula experiencia en seguridad. Debería el funcionario pertinente tener una política de prevención que hasta un chico de primaria se le ocurriría: mayor presencia y un sistema de control –a debatir- en los ingresos a la Facultad; y una política más inteligente de cámaras, que son responsabilidad de la Facultad.

3)Queremos aclarar algunas cosas sobre el oportunismo de la Franja Morada en algunos medios de comunicación hablando sobre este tema. El Centro de Estudiantes no es responsable de la seguridad de la Facultad. Esto es tan ridículo, como que ante una eventual hecho de inseguridad en un edifico público se culpabilice por lo sucedido al gremio o sindicato de ese edificio.
La Facultad cuenta con un Presupuesto de más de 400 millones de pesos y el personal de seguridad para impedirlo. Asignarle la responsabilidad al Centro de Estudiantes es simplemente una locura y un cinismo total.

Le pedimos a la Franja, que en lugar de hacer sensacionalismo periodístico, cuando se vota el Presupuesto de la Facultad, en el que se le da escasa relevancia a la seguridad, no lo vote a libro cerrado con el resto de los funcionarios y representantes radicales.

Suena realmente llamativo y bastante impune que el Jefe de Seguridad, o sea, para ser más claros, el que tiene que garantizar la seguridad de todos los estudiantes afuera y adentro del Centro de Estudiantes, sea un ex militante de la Franja Morada, la agrupación que nos critica con este tema a dos semanas de las elecciones!!!

Le pedimos al Jefe de Seguridad, Pablo Ramírez (ex militante de la Franja Morada) que deje de dedicarse a ayudar a los militantes de dicha agrupación escondiéndonos o tirando carteleras de la agrupación Nuevo derecho, y que se ocupe de lo que realmente se debería ocupar: impedir situaciones de inseguridad adentro de nuestra casa de estudios.

Desde la Nuevo Derecho tomamos cartas en el asunto por este tema y exigimos que se instalen y monitoreen nuevas cámaras de seguridad en la Facultad. Además vamos a seguir exigiendo que las autoridades cambien las prioridades, jerarquicen la seguridad de los estudiantes y aumenten el personal de seguridad, porque estamos convencidos de que es insuficiente para cubrir una Facultad de la magnitud que tiene la nuestra.

Los comentarios están cerrados.